❊VENCE TUS INSEGURIDADES CON 7 RETOS ❊
vida pareja

8 hábitos definitivos para construir una relación sana y fuerte.

Una relación sana y fuerte es quizás lo que la gran mayoría de personas desea, pero lo que no entiende la mayoría es que una relación sana y fuerte no nace mágicamente, hay que construirla día a día.

No existe una fórmula única o magistral para que una relación de pareja sea sana y fuerte, cada pareja debe encontrar en su camino qué le funciona y que no.

En este artículo quiero mostrarte algunas ideas que nos han ayudado a Vivi y a mí a construir una relación sana y fuerte.

1. No esperes que tu pareja sepa qué te pasa solo por que es tu pareja.

Se te hace familiar esto:

  • ¿Qué te pasa?.
  • Nada.
  • Pero en realidad pasa de todo.

Spoiler: Cuando tu pareja te diga que no le pasa nada, es porque le pasa todo y espera que tú lo sepas por arte de magia.

Si de una relación sana estamos hablando, eso de “debes de saberlo por ser mi pareja” no funciona, incluso en parejas que lleven muchos años juntos.

Si algo te está sucediendo ¡DILO!, dile a tu pareja cómo te sientes frente a cierta situación o con algún comportamiento.

Recuerda que tu pareja no es adivina.

Quizás te interese leer: 4 Conversaciones incómodas que debes tener con tu pareja.

Poder comunicar lo que ambos sienten en el momento adecuado ayudará a reducir los problemas o los malos entendidos a largo plazo y para que tu relación sea sana y fuerte día a día.

Así que ya sabes, si algo te está sucediendo, díselo a tu pareja y no resumas tu sentir en: no me pasa nada que no ayudará mucho hacerte sentir mejor.

Busca soluciones junto con tu pareja.

2. Mantente presente.

Generalmente —NUNCA— estamos presentes, estamos aquí, pero sin estarlo y eso no es algo que solo afecta tu relación sino tu vida en general.

Actualmente, hay tantas distracciones, de lo que debería ser una vida simple, que es muy fácil estar sin estar y perder en el camino de una relación sana y fuerte.

Y esto te impide disfrutar de los momentos, de las personas y por supuesto de las pequeñas cosas que nuestra pareja nos puede estar demostrando.

¿Cómo mantenerse presente?

  • Siendo consciente.
  • Haciendo meditación.
  • Prestando atención a todo lo que te rodea.

Un claro ejemplo con tu pareja es que en algún momento del día, generalmente en la noche cuando se encuentran es compartir.

Compartir tiempo de calidad juntos, sin distracciones, sin interrupciones y estando AMBOS presente.

Tu mente y cuerpo está en ese momento con tu pareja, te puedo asegurar que lo disfrutarás y la atmósfera cambiará entre los dos.

Recuerda que tampoco se trata dejar el teléfono, sentarte con tu pareja y tener la cabeza en otro lado, así no funciona.

Interioriza esto: Estar presente en cuerpo y mente, siendo consciente del momento, el espacio, las sensaciones y todo lo que me rodea.

3. Antes de hablar, escucha.

Hablar de comunicación es abrir un portal a un universo donde existen galaxias enteras para aprender.

Es claro que cada persona tiene su propia forma de comunicarse y está ligada al cómo fue criada y a las experiencias pasadas, pero eso no quiere decir que no podemos aprender a hacerlo mejor.

Somos seres cambiantes, no somos los mismos de hace 10 años y eso inevitablemente es sinónimo de que avanzamos y crecemos, aunque también existen algunas excepciones.

Por desgracia, a lo largo de nuestra vida nunca nos enseñan a cómo comunicarnos, cómo debo decir lo que siento, ni mucho menos a saber escuchar.

La comunicación es implícita en cada persona y todos damos por hecho que saber hablar es sinónimo de saber comunicarse.

Lamento informarte que no es así.

Quizás te interese leer: Comunicación con tu pareja: 7 Maneras de mejorarla.

No importa si eres muy viejo o muy joven, nunca se es tarde para aprender a comunicarse de forma asertiva.

Ahora, una cosa es comunicar lo que siento y otra muy diferente es escuchar lo que mi pareja siente, ahí en realidad es donde está el truco.

Para construir una relación sana, la comunicación debe basarse principalmente en la escucha activa.

Escuchar lo que mi pareja me está diciendo con el ánimo de entender cómo se siente con ciertas situaciones y juntos buscar soluciones, no agrandar el problema.

Recuerda que en una relación sana no se buscan culpables, cada uno asume su grado de responsabilidad frente a las situaciones y se buscan soluciones donde ambos se sientan cómodos.

Así que empieza a escuchar desde ya.

4. Momentos de conexión.

Tener momentos de conexión con tu pareja lo largo del día, de la semana o del mes es más que necesario para, valga la redundancia, conectar con las emociones y sentimientos que los unen.

Solo que en el día a día y en la comodidad de tener “segura” a nuestra pareja se nos olvida, pensamos que solo teníamos que esforzarnos en la conquista y ya.

Quizás quieras ver: ¿Qué viene después de la etapa de enamoramiento?

Pero una relación sana va mucho más allá de eso.

Crear momentos de conexión con tu pareja no es una tarea difícil, ni requiere de mucho esfuerzo o cantidades exorbitantes de dinero, ni mucho menos de un momento supermega especial.

Puedes conectar con tu pareja con cosas simples y en cualquier momento.

Pasos para conectar con tu pareja

  1. Si planeas mucho nunca será suficiente y siempre tendrás excusas.
  2. ¿Conoces a tu pareja verdad? Seguro sabes lo que le gusta, así que empieza por ahí.
  3. El momento ideal no existe, así que no lo busques, cualquier momento es ideal.
  4. No esperes que las cosas se den, haz que se den.
  5. No pospongas.

Ejemplos simples para conectar con tu pareja y construir una relación sana:

  1. Un desayuno especial cualquier día.
  2. Mensajes de amor a lo largo del día.
  3. Enviarle chocolates o algo especial a su lugar de trabajo.
  4. Práctica la escucha activa.
    1. ¿Cómo estás?
    2. ¿Cómo estuvo tu día?
    3. ¿Tu familia cómo está?

Como lo dije anteriormente, conectar con tu pareja no es algo complicado ni que necesite un esfuerzo sobrenatural, solo requiere voluntad, compromiso y ganas de hacerlo.

5. Proyectos de vida en común

Cuando hablamos de una relación consolidada a largo plazo, los proyectos de vida son más que necesarios para que la relación tenga un sentido.

Como individuos, cada uno tiene sus propios proyectos de vida, pero en este punto esos proyectos individuales deben estar alineados con los proyectos de vida en pareja para que la relación sea sana y funcione.

¿Cuáles son los proyectos de vida que tienes con tu pareja?
¿Cómo los van a lograr?
¿Qué están haciendo para alcanzarlos?

Estás son algunas preguntas sencillas que pueden ayudarte a dar una idea sobre cómo abordar esta conversación y crear proyectos de vida con tu pareja.

Esto fortalecerá y hará que tu relación sea saludable.

Quizás te interese ver el video de El Amor NO todo lo puede.

6. Admira y resalta las cosas bonitas de tu pareja para que la relación sea sana.

Todas las personas tenemos cosas bonitas que muchas veces no podemos ver, pero ahí es donde entra nuestra pareja.

Admirar y resaltar lo bueno y bonito que tiene tu pareja hará que ella se sienta mejor consigo misma y con la relación, le brindará seguridad, confianza y fortalecerá el vínculo que han generado.

Cosas tan simples como decirle que el desayuno que hizo quedo delicioso o que el peinado nuevo que tiene le queda genial hará cosas mágicas.

No sé por dónde empezar, ¿qué hago?

Puede empezar recordando lo que te enamoró, su sonrisa, su forma de hablar, lo que hace, lo que dice o incluso la forma en que se viste.

Todas esas pequeñas cosas que te gustan díselas.

7. Libertad y espacios individuales crean una relación sana y fuerte.

Primero quiero aclarar que libertad no es sinónimo de libertinaje, con cosas muy diferentes.

Algo que debes entender para construir una relación sana es que antes de conocer a tu pareja tenía un mundo al igual que tú y que cuando deciden tener una relación arman su propio mundo sin perder el que ya tenían.

Cuando hablo de sus propios mundos me refiero puntualmente a la vida social, familiar y laboral de cada uno y que aun estando en pareja debe seguir teniendo, es más que necesario que esos espacios no se pierdan.

Por supuesto se debe encontrar un equilibrio entre el espacio individual y el espacio en pareja.

Y para que te escandalices tu pareja puede seguir teniendo su libertad, incluso estando contigo.

Es imprescindible que la libertad no se pierda, pero todo en la medida del equilibrio que hay que encontrar como pareja.

8. Prioriza, no escojas y vive una relación sana.

Uno de los errores más grandes que cometen las personas es hacerles creer a su pareja que deben escoger entre su vida social o familiar y la relación.

Eso no tiene razón de ser y coloca a la persona en cuestión, en una encrucijada completamente innecesaria, solo por un capricho que la otra persona no sabe manejar.

Muchas personas hablan desde sus miedos e inseguridades y exigen cosas a sus parejas que lo único que hará es desestabilizar la relación y llevarla por un camino erróneo.

Quizás te ayude leer: La familia tu pareja, no es tu familia.

Aprender a priorizar es vital para construir una relación sana, conocer el orden del amor ayudará a que ese equilibrio, del que hablaban anteriormente, tenga un sentido y fortalezca la relación.

Para concluir con estos hábitos para construir una relación sana y fuerte cabe recordar que una relación es de DOS personas, sí, ya sé que parece más que obvio, pero a muchas personas se les olvida.

Además, que estos hábitos son recíprocos, no puedes pedir si no estás dispuesto a dar.

Construir una relación sana y fuerte es algo de todos los días y que cada pareja debe encontrar su propia forma.

Recuerda que lo que compartimos aquí son ideas que a nosotros nos han funcionado y que quizás para tu relación sea un punto de inicio, pero no son la panacea ni una fórmula magistral para que la relación sana.

2 comentarios

  1. Muchas gracias por este contenido tan valioso, seguramente cada una de las personas que llegamos aquí necesitamos leer y poner en práctica todos sus tips.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *