❊VENCE TUS INSEGURIDADES CON 7 RETOS ❊

Comunicación con tu pareja: 7 Maneras de mejorarla.

La comunicación en pareja es la madre de toda relación, eso no es un secreto para nadie; sin embargo, la pregunta es:

—¿Sabes comunicarte?—

La gran mayoría de personas no sabemos tener una comunicación asertiva sobre lo que pensamos o sentimos, y nos incluimos porque muchas veces nos dejamos llevar por las emociones del momento.

Ingenuamente suponemos que hablar, hablar y hablar es la mejor y única forma de comunicar, pero se nos olvida que también debemos escuchar.

Sí, escuchar las necesidades de nuestra pareja.

Antes de que creas que esto es un artículo bonito e inspirador, te advierto que si sigues leyendo vas a confrontarte contigo mismo porque toco fibras sensibles.

Pero la idea al final es que tengas una perspectiva diferente sobre la comunicación y algunas herramientas que pueden ayudarte.

¿Cómo tener conversaciones difíciles con tu pareja?

1. El ego no ayuda PUNTO.

Antes de que tu ego empiece a reaccionar, tranqui, el ego no es algo necesariamente malo, pero debemos conocernos para saber cuándo dejarlo salir y cuando no.

Dímelo a mí que tengo el ego del tamaño del mundo.

La mala comunicación es proporcional al tamaño del ego que tiene de cada uno.

En una discusión no quieres “perder” porque te han enseñado que es sinónimo de debilidad, y más si eres hombre, y, por otro lado, tu pareja tampoco, así que terminan convirtiendo, inconscientemente, la relación en un ring de pelea y sin darse cuenta perdieron el foco de lo realmente importante: buscar soluciones.

Tampoco se trata de agachar la cabeza y asumir que tienes la culpa de todo para que la marea se calme, porque eso estaría empeorando, a largo plazo, toda la situación.

No existe una fórmula mágica, solo algunas herramientas, para que el ego no se interponga en la comunicación con nuestra pareja.

¿Cuáles son esas herramientas?, básicamente se trata de ser conscientes de:

  • Que tu pareja no es tu enemiga.
  • No te tomes nada personal.
  • No se trata de quien pierda o quien gana, se trata de buscar soluciones.

2. Aunque la empatía no es la cereza del pastel, sí ayuda a la comunicación con tu pareja.

Decirte que te pongas en los zapatos de tu pareja es absurdo porque nunca lo vas a lograr.

Y no es estás en la obligación de ver el mundo a través de los ojos de otra persona, pero si es importante saber y entender qué piensa y cómo se siente frente a ciertas situaciones.

Eso hace parte de conocer a tu pareja.

3. Busca soluciones, no agrandes el problema.

Para mí este es uno de los mayores problemas a la hora de una buena comunicación con tu pareja.

Es muy fácil quedarse en lo básico por miedo a herir susceptibilidades, así que empiezan a divagar mientras se desvían de lo realmente fundamental.

Sentimientos como el enojo, frustración, tristeza, etc. son naturales a la hora en la que nos comunicamos, pero realmente hazte esta pregunta:

—¿Por qué siento esto?—

Y si haces bien el ejercicio, te empezarás a dar cuenta que las cosas van mucho más allá de lo que está sucediendo en el momento.

Algo que he aprendido junto con Vivi es no quedarnos en los sentimientos básicos, sino en “meter el dedo en la llaga” y averiguar lo que realmente está sucediendo.

Así es como se solucionan los problemas de raíz y no solo por encima.

4. Tu pareja no es tu enemiga.

Con la gran mayoría de parejas que nos topamos en el día a día hay un común denominador, creen que su pareja es su enemiga y que la relación es un campo de batalla.

¡Grave error!

Te recordamos que eres tú quien escoge todos los días estar ahí.

Así que si quieres que tu relación mejore y sobre todo la comunicación fluya hacía una asertiva, deja de ver a tu pareja como tu enemiga, porque NO LO ES.

Y si sigues pensando que lo es, en algún momento entrarán en una crisis de pareja, además no deberías estar ahí.

4 Claves para SUPERAR una Crisis de Pareja.

5. Asume tu responsabilidad

Una relación es dos, ¿verdad?, entonces si una relación es de dos, eso quiere decir que todo, sí todo, lo que pase en la relación es responsabilidad de los dos, ¿no? O ¿depende?.

No, no depende de nada.

Todo lo que pase es responsabilidad de los dos, seguro en diferentes grados, pero es de los dos.

Claro, pero lo más fácil siempre será tirarle todo el “agua sucia” a nuestra pareja para sentirnos mejor con nosotros mismos y decir “te lo dije”.

No, independiente de lo que pase, la responsabilidad es de los dos y ambos deben asumirla, no buscar culpables.

Así que si eres de los que les encanta culpar a su pareja de todo lo malo que sucede en la relación para así sentirte libre de culpa, será mejor que empieces a asumir tu grado de responsabilidad porque tu pareja se cansará.

Y el problema no es tu pareja, eres tú, y seguirás haciéndolo con todas las personas que lleguen a tu vida, y adivina, tus relaciones siempre serán tormentosas.

6. Aprender a escuchar antes que a hablar

Como te lo dije arriba, la gran mayoría de personas no sabe comunicarse o tiene una idea errada de lo que realmente es la comunicación asertiva y sana con su pareja.

¿Puedes expresar todo lo que piensas y sientes?, felicitaciones, no todos lo pueden hacer.

Pero, ¿escuchas a tu pareja?, ¿conoces las necesidades de tu pareja?, ¿sabes cómo se siente frente a ciertas situaciones?.

—Hablamos, pero no escuchamos.—

Gran parte de la sana comunicación con tu pareja es tomarnos el tiempo de escuchar con la intención de entender y no con la intención de reaccionar.

Consejo:

No te pongas a la defensiva cuando tu pareja te diga lo que siente, no es contra ti. Mejor baja la guardia y cambia la perspectiva, escucha lo que tiene para decirte, no la interrumpas y procura entender cómo se siente.

4 Conversaciones incómodas que tenemos que tener con nuestra pareja.

7. No te predispongas a la comunicación con tu pareja.

Cuando te predispones lo único que generas es que tu cuerpo, emociones y sentimientos, estén a la defensiva, aun cuando ni siquiera se sabe cuál es problema.

Y en automático bloqueas todo lo que tu pareja te quiere decir sin ni siquiera darle la oportunidad de expresarse.

Si eres de las personas que se predispone, seguro sueles usar frases como:

  • ¿Ya vas a volver a empezar?.
  • ¿Otra vez con lo mismo?.
  • Ya estoy cansado de hablar la misma cosa una y otra vez.

Pero ¿cómo esperas que tu pareja no insista en el mismo tema cuando no han podido solucionarlo?.

Y seguro no lo han solucionado no solo porque hay una predisposición, sino porque no han buscado una solución de raíz.

Consejo para terminar.

La mala comunicación con tu pareja no se arregla con sexo, ni con regalos, ni con una salida a comer.

Se arregla comunicándose.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *