❊VENCE TUS INSEGURIDADES CON 7 RETOS ❊
vida pareja

El sexo en una relación de pareja sí importa

El sexo en una relación de pareja es tan importante como el amor mismo. Sino, el divorcio o la frustración de alguno de los dos será inminente.

¡OJO! No confunda o malinterprete el título de este artículo, en ningún momento estamos diciendo que el sexo es lo más importante en una relación de pareja.

El sexo hace parte de otras cosas, como el amor, la confianza, la comunicación, la complicidad, pero tampoco se trata de romantizar el sexo.

El sexo con los años mejora… o empeora.

Ni el sexo, ni la relación de pareja son como el vino, con los años NO mejora, por el contrario empeora.

Una relación con los años se va apagando, y es algo completamente normal. La monotonía, la costumbre y en algunos casos el apego emocional, hace que la relación pierda sentido, al igual que el sexo.

Generalmente los involucrados ni se dan por enterados que la relación va en declive, o en algunos casos si se dan cuenta, pero prefieren hacer caso omiso y continuar como si nada pasará.

En ese punto, es donde la infidelidad es el escape más rápido y cercano para sentirse nuevamente vivos y deseados.

No vamos a profundizar en la infidelidad porque estamos preparando un artículo exclusivo para este tema.

Las discusiones, peleas, mentiras y más empiezan hacer el común denominador en la relación.

Obviamente ambos terminan al final del día agotados emocionalmente y sin aparente solución al problema.

Frustración sexual y la relación de pareja.

La frustración de alguno de los dos, o de ambos es más que evidente, lo peor es una frustración sexual silenciosa.

El sexo es un tema de conversación que se evita con su pareja, sencillamente porque no se sabe manejar y quizás porque cuando se trata de hablar del tema, termina en discusión.

Para ambos géneros, la frustración sexual funciona de manera diferente.

El ego del hombre no le permite ni por un milisegundo creer que es malo en el sexo y mucho menos no satisface a su pareja.

Contrario a eso, prefiere mentirse creyendo que es un semental y que tiene completamente controlada esa parte de su vida, por eso evita hablar del tema.

Ahora, la mujer maneja la frustración sexual de una manera más diplomática consigo misma, prefiere ir adaptándose y creer que ella no es merecedora de buen sexo.

Cree que esa falencia hace parte de una buena relación y que todas las parejas pasan por eso.

Claro, todas las parejas pasan por ese momento, pero las parejas con un grado de madurez avanzado hablan del tema y lo resuelven antes que se toque el fondo de la frustración sexual.

Egoísmo en el sexo.

El sexo es el momento más íntimo que existe en una relación de pareja y es lo que hace que una relación sea una relación y no una simple amistad.

Aclaración: Existen parejas que llegan por MUTUO ACUERDO a ser asexuales, simplemente porqué el sexo no tiene importancia en su relación, y es algo válido, pero debe ser de mutuo acuerdo.

En la mayoría, por no decir en todas las relaciones, ese encuentro íntimo se termina convirtiendo en el momento más machista de la relación.

Sencillamente porque el hombre está programado socialmente para estar por encima de la mujer, incluso en el sexo.

Sí, es por eso que el egoísmo sexual es un penoso episodio que afronta la gran mayoría de parejas.

La satisfacción del hombre está por encima de la satisfacción de la mujer, muchas veces el egoísmo sexual es consciente, otras no.

Aquí es donde vienen a jugar diferentes situaciones, ya que ese egoísmo sexual se puede deber a ciertas cosas:

  1. Problemas de salud (eyaculación precoz o disfunción eréctil).
  2. Placer individual.
  3. Limitaciones mentales.
  4. Depresión.

El egoísmo sexual es algo que debería estar penalizado en la relación, no es posible que en un acto donde ambos deben disfrutar, solo uno lo haga.

Aquí es donde viene la frustración sexual, mientras uno es feliz y satisface sus necesidades sexuales, el otro se convierte en un objeto que solo sirve para usar un ratico y ya.

La edad sí importa, tanto en la relación de pareja como en el sexo.

La edad en el amor no importa, de eso estamos seguros, pero en el sexo SÍ.

Inevitablemente la edad si afecta el sexo en una relación de pareja, simplemente porque ambos están pasando por momentos diferentes de la vida, es entendible.

Además el cuerpo no responde de la misma manera.

Hace poco nos hicieron una consulta, donde ella nos contaba que su pareja 11 años mayor no la satisfacía en el sexo ¿la razón?, a él ya no le parecía algo relevante y no le daban ganas.

Mientras ella estaba en un momento de ebullición sexual, él no. Así que ella decidió frustrar todo su deseo carnal, por el simple hecho que su pareja no la satisfacía, seguro para no terminar la relación.

Y ahí es donde viene la pregunta: ¿Por qué se debe sacrificar el placer sexual por otra persona?

No piense que le estamos diciendo que salga corriendo en busca de otra persona y engañe a su pareja, pero sí son cosas que se deben hablar y preveer cuando su pareja es mayor.

Es comprensible el tema de la edad, perder el deseo sexual hace parte de los años, pero eso no quiere decir que deba arrastrar a su pareja a lo mismo.

Por el contrario debería buscar posibles soluciones que apacigüen el problema.

La idea al final es que ambos sean felices en cualquier aspecto de la relación.

Fantasías sexuales, se cumplen con tu pareja.

Las infidelidades suelen darse por muchas razones, pero una de las principales es por falta de comunicación, y eso incluye el sexo.

Las fantasías sexuales es algo que guardamos en lo más oscuro de nuestros deseos, en algunos casos las personas prefieren suprimir esas fantasías y frustrarse.

El miedo al que pensará su pareja es la razón principal, y con justa razón, sobre todo cuando no existe la comunicación.

Hay personas que por el contrario prefieren cumplir esas fantasías con terceras personas a espaldas de su pareja, para los desconocedores, eso se llama INFIDELIDAD.

¿Por qué no cumplir esas fantasías con su pareja?

Por miedo.

No existe otra respuesta para esa pregunta, el miedo a compartir sus fantasías con su pareja los lleva a tener sexo mediocre, a reprimir sus deseos y a caer en círculos viciosos de infidelidad.

Eso quiere decir que no existe una comunicación real en su relación de pareja y mucho menos la confianza suficiente para ser quienes en realidad queremos ser.

Eso también hace parte de una relación sana.

No le estamos diciendo que se vuelva sadomasoquista porque a su pareja le gusta el látigo y las máscaras de cuero con punzones, solo por satisfacer a su pareja.

Pero sí le estamos diciendo que se tome un momento para dialogar con su pareja acerca de sus fantasías sexuales, y empezar a cumplirlas a medida que a usted también la hagan feliz.

No es no, también en el sexo.

Aún en una relación de pareja, llámese matrimonio, noviazgo o como le quiera llamar, ninguno de los dos está en la obligación de estar las 24 horas disponible para cuando el otro quiera tener sexo.

Entienda: No es no y punto.

Si su pareja no quiere tener relaciones sexuales por las razones que sea, usted debe respetar eso.

El hecho que sea su pareja no le da ninguna autoridad para obligarla a tener sexo, y si aun así insiste eso se llama violación, sí, aún siendo su pareja.

Los hijos son como la Kriptonita para sexo.

Sí, cuando llegan los hijos generalmente el tema de la relación de pareja y principalmente el sexo pasa a un segundo plano.

Y con toda la razón, ahora hay una persona nueva que requiere toda nuestra atención y amor.

Pero justo ese nuevo momento de maternidad y paternidad es lo peor para que la relación se vaya deteriorando, principalmente en el sexo. ¡Irónico no!.

Seguramente muchas parejas dirán algo como: Nuestros hijos nos unieron más, fortalecieron la relación, bla bla bla, pero ¿y el sexo?.

Estamos completamente seguros que el sexo no hace parte de ese encantador “fortalecimiento”.

Cuando se tienen hijos (nosotros no tenemos, pero conocemos casos) el sexo pasa a un segundo plano, muy segundo plano, y quizás por mucho tiempo.

Y aunque es comprensible, se debe manejar un equilibrio, la relación de pareja y el sexo son tan importante como ese ser humano que acaba de llegar al mundo.

Así que no permita que sus hijos le quiten el momento más intimo que puede llegar a tener a su pareja.

Conocemos casos que incluso pasan años y la pareja no logra recuperar esa parte sexual en su relación, todo debido a que no encontraron el equilibrio indicado.

Conozca las 8 Razones por las que decidimos no tener hijos.

La comunicación, la relación de pareja y el sexo

Algunas personas creen que para tener un buen sexo debe de existir una conexión astral entre los dos.

Nosotros creemos que el buen sexo hace parte de la buena comunicación.

Ahora, si el sexo que usted tiene con su pareja en estos momentos no es el mejor o está frustrada o frustrado en la cama, busque soluciones, NO salga a buscar el placer en cama ajena.

Existen muchas técnicas y métodos para ayudar a las parejas a mejorar y potencializar su vida sexual.

El primer paso es aceptar que algo está sucediendo, esto para las mujeres es más fácil para los hombres no tanto, por eso la comunicación y comprensión es vital.

No pretende salir corriendo a decirle a su pareja que es mala en la cama, seguro eso lo único que hará es empeorar toda la situación.

Entienda esto: Nadie quiere ser malo en la cama.

El segundo paso es saber lo que cada uno quiere y en qué están fallando, hablar de lo que a cada uno le gusta y no le gusta del otro en cuanto a sexo se trata.

El tercer paso es buscar la ayuda de una profesional, un sexólogo. Recomendamos que sea mujer porque puede existir más empatía y comprensión.

Ese proceso de superación y comunicación sexual es importante que esté acompañado de un profesional, eso les ayudará mucho a entender ciertas situaciones.

Recuerde que todos necesitamos ayuda, incluso en el sexo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *