❊VENCE TUS INSEGURIDADES CON 7 RETOS ❊
vida pareja

Mi pareja, el porno y yo.

El porno y mi pareja. Sobre este tema llegan preguntas todo el tiempo:

¿Está bien qué mi pareja consuma porno?.
Mi pareja prefiere más el porno que a mí ¿qué hago?.
¿Hasta qué punto es bueno que mi pareja vea porno?.

Y un sinfín de preguntas más.

Lo cierto es que ni Vivi ni yo no somos sexólogos para dar un dictamen, pero en este artículo te voy a dejar mi opinión personal.

¿Está bien que mi pareja vea porno?

Esa pregunta te la respondo con otra:

¿Te afecta o molesta que lo haga?

Si respondiste sí, entonces no está bien que tu pareja consuma porno porque de alguna forma “inocente” genera problemas en la relación.

Y todo lo que genere algún tipo de problema o diferencia en la relación, a largo plazo termina alejándolos.

Pero, esto va mucho más allá.

¿Por qué te afecta o molesta que tu pareja consuma porno?

Quizás las respuestas pueden ser bastantes, pero me adelanto a las que más llegan:

Porque me genera inseguridad.
Porque el sexo ya no es el mismo. No me desea.
Porque prefiere a personas más bonitas que yo.
Porque me ve solo como un símbolo sexual.

Todas son completamente válidas.

Ahora, la idea es adentrarte en la problemática, que no solo en el porno, sino lo que esto está representando en la relación.

Tanto Vivi como yo pensamos que las personas que son adictas a algo, llámese porno, videojuegos, comida, drogas, etc., tienen un algún tipo de vacío que quieren llenar con esa adicción.

Y eso es en realidad lo que hay que revisar: ¿Cuál es ese vacío?.

¿Hasta qué punto está bien o mal que mi pareja consuma porno?

Honestamente, no tengo la respuesta.

Como te dije al principio, no somos sexólogos o expertos en el tema, aquí solo quiero compartir mi punto de vista personal.

Pero pienso que eso se puede responder con esta pregunta:

¿Hasta qué punto eso te molesta?

El consumo de porno en general no creo que esté mal, de hecho es algo que está de alguna forma implícito en la vida diaria sin darnos cuenta.

Sí, quizás de unas formas más explicitas que otras, pero está.

Lo que sí está mal, es que afecte de alguna forma afecte a nuestra pareja y de paso la relación.

En ese punto ya la cosa cambia.

El porno puede ser educativo o destructivo

Dependiendo la perspectiva con que se mire, el porno puede ser educativo.

Sí, quizás te escandalice, pero en realidad el porno ha ayudado a muchas parejas a darle un aire nuevo y a “renovar” su intimidad.

Por otro lado, el porno también ha destruido muchas relaciones y ha dejado mal a muchas personas.

No te imaginas la cantidad de mensajes que me llegan a diario con este tema y cómo afecta a las personas.

Deja una huella casi que de por vida.

Todo depende

Como te lo he dicho en otros artículos, la comunicación es la madre de toda relación y es ahí donde está la clave para este asunto.

Hablar, pero sobre todo escuchar.

Si te enteras de que tu pareja consume porno díselo, eso hace parte de esas conversaciones incómodas que hay que tener.

4 Conversaciones Incómodas que debes tener con tu Pareja.

Sin embargo, ten en cuenta que no necesariamente es por algún tipo de insatisfacción sexual contigo.

Dile a tu pareja cómo te hace sentir lo que hace y pídele que minimice su consumo de porno o que vayan donde un experto para averiguar qué sucede.

No exageres, pero tampoco normalices.

Uno de los rasgos principales del ser humanos es que tiende a exagerar ciertas cosas con la única intención de victimizarse y aprovecharse de ciertas situaciones.

Y esa no es la idea.

Estadísticamente, los hombres son quienes más consumen porno, pero no son los únicos. Algunos lo hacen de forma casual y por instinto y otros, sin darse cuenta, lo convierten en una adicción.

Si tu pareja, hombre o mujer, está en el primero grupo, o sea de forma casual y por instinto, no hay mucho de que preocuparse.

Es algo normal y más en este siglo que el acceso a la información está literalmente al alcance de tu mano.

El siguiente artículo puede ayudarte con 8 Hábitos definitivos para construir una relación sana y fuerte.

Ahora, tampoco se trata de normalizar las cosas aun cuando te están molestando.

Si te molesta claramente no está bien, pero no te quedes en ese sentimiento tan básico.

Habla con tu pareja y averigüen juntos qué está pasando y porque se está presentando esto y cómo pueden llegar a acuerdos donde ambos se sientan cómodos.

No permitas que tus miedos e inseguridades definan a tu pareja

Tus miedos e inseguridades no pueden terminar definiendo lo que hace y no hace tu pareja.

Y esto suele confundirse mucho.

Es muy fácil que una persona insegura se escandalice porque su pareja le dio like a una foto, entonces imagínate si lo encuentra viendo porno.

Hay que aprender a diferenciar y entender que no puedes proyectar tus miedos e inseguridades en tu pareja.

No es fácil, pero quizás nuestro Reto de 7 días para Vencer tus Inseguridades te ayude.

Explora nuevas oportunidades

¿Y si te das una oportunidad de ver porno con tu pareja?

Como te lo dije antes, el porno también puede ser educativo, depende desde el ángulo en que lo mires.

Así que no te cierras tampoco a la posibilidad de diversificarte en la intimidad, el porno puede ayudar a la relación.

Por supuesto, todo con sus respectivos límites, ¡no!.

Aprende a Ponerle Límites a tu Pareja.

La respuesta es: EQUILIBRIO

¿Recuerdas las preguntas del inicio de este artículo?

Bueno, la respuesta corta es encontrar un equilibrio.

Ni mucho de esto, ni mucho de lo otro, así se resume una relación de pareja.

Hay que encontrar un equilibrio entre lo que les gusta a ambos, estar abiertos a nuevas cosas y sobre todo comunicar todo lo que se está sintiendo.

Muchas veces algo que puede separar a una pareja, irónicamente puede terminar uniéndolos más.

Finalmente, recuerda que una relación es de dos, y son los dos quienes deben trabajar para que la relación, aun con sus diferencias, funcione.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *