❊VENCE TUS INSEGURIDADES CON 7 RETOS ❊
vida pareja

¿Tu familia o yo?

¿Qué hacer cuando mi pareja prefiere a su familia?

Dentro de las conversaciones incómodas de una relación de pareja, siempre estará el tema de la familia.

Y seguramente se te hace familiar este dilema: ¿Tu familia o yo?.

Y aunque no debería, es algo más normal de lo que parece y lentamente se empieza a convertir en un problema que, en muchas ocasiones, genera una crisis de pareja.

¿Qué provoca este dilema?

Para no darle mucha vuelta a la respuesta lo que genera este dilema o este problema en la relación es el no tener claro el orden del amor, más adelante hablaremos esto.

Eso, por un lado.

Pero, por otro lado, también es la incapacidad de entender que no se trata de escoger, sino de aprender a priorizar, y ahí, justo ahí es donde se pierden las parejas y entran en conflictos.

Las personas tienen la habilidad de irse a los extremos, en este caso se van al extremo más oscuro del dilema y es que piensan que tienen que escoger una cosa o la otra, pero precisamente por lo mismo, porque no han entendido la diferencia entre escoger y priorizar.

¿Escoger o priorizar? ¿tu familia o yo?

La pregunta, ¿tu familia o yo?, está desde el principio mal formulada y pone en una encrucijada a alguno de los involucrados de la relación y desatará una batalla campal dentro de la relación.

No es como decir, ¿prefieres helado de fresa o de chocolate?, no.

Biológicamente, estamos creados para amar, respetar y tener lealtad familiar, hacia, valga la redundancia, nuestra propia familia, o al menos así debería de ser.

Sí, esas personas con las que crecimos, que generalmente es mamá, papá, hermanos o un cuidador.

Así que cuando pretendes poner a tu pareja en la encrucijada de escoger, estás cometiendo un gravísimo error, que puede costarte incluso la misma relación.

A nadie le gusta escoger y mucho menos entre dos cosas que son importantes en su vida, además es completamente innecesario.

Lealtad familiar.

Todos, de alguna forma, tenemos lealtad familiar hacia aquellas personas con las que crecimos, es algo completamente inconsciente y natural, obviamente hay ciertas excepciones.

Vamos a exponer un ejemplo claro que suele suceder en el día a día:

Tu hermana le es infiel a su pareja, independiente de los hechos, y todo lo que te puede molestar, tu hermana siempre será tu hermana y no porque le fue infiel a su pareja dejará de serlo.

Quizás hasta trataras de justificar lo que hizo y del porqué lo hizo, ese sentimiento se llama lealtad familiar, nuevamente lo repetimos, es algo natural.

¿Y por qué hablamos de esto?

Porque es algo que suele marcar mucho a la hora de este dilema.

El orden del amor.

Esto es algo que nunca nos lo enseñaron, y me refiero a Vivi y a mí, fue algo que fuimos aprendiendo por experiencia propia.

Del orden del amor seguro encontrarás infinidad de artículos o incluso teorías, pero te lo resumimos así:

Cuando estás en casa, o sea haces parte del núcleo familiar con el que has crecido el orden del amor se compone así:

  • Mamá
  • Papá
  • Hermanos
  • Tíos
  • Etc.

Cuando formas tu propia familia y sales de ese núcleo con el que creciste, el orden del amor se tiene que alterar para que las cosas, en esa nueva familia, funcionen.

Y sería así:

  • Esposa o Esposo
  • Hijos (si tienen)
  • Mamá
  • Papá
  • Etc.

Cuando por fin entiendas esto, la vida en pareja te cambiará.

Y sobre todo entiendas que no se trata de escoger, se trata de aprender a priorizar y tener claro ese orden del amor.

Finalmente, tu mamá y papá en su momento tuvieron que haber hecho lo mismo, y si no lo hicieron seguro no tuvieron una relación de pareja sana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *