❊VENCE TUS INSEGURIDADES CON 7 RETOS ❊
vida pareja

Cerrar ciclos sana y rompe patrones de comportamiento.


Cerrar ciclos te dará todo lo que necesitas para tener una vida plena.

Recuerdo que una amiga me preguntaba del por qué siempre le llegaban los mismos tipos de pareja.

Al principio no le preste mucha atención, pero con el tiempo empecé a tratar de resolver esa pregunta.

Como es amiga mía obvio la conocía y pude entender el por qué le llegaba siempre el mismo tipo de pareja, y la respuesta fue una revelación.

PATRONES DE COMPORTAMIENTO.

Sí, a mi amiga le llegaba los mismos tipos de hombre porque inconscientemente había desarrollado patrones de comportamiento basados en sus experiencias de relaciones pasadas.

Y por supuesto a no cerrar ciclos adecuadamente.

Cerrar ciclos no solo sana, alivia y es liberador, sino que rompe en silencio patrones de comportamiento que vamos desarrollando y arrastrando a lo largo de nuestra vida de manera inconsciente y que marca en definitiva todo lo “nuevo” que llega.

Terminar una relación, cambiar de trabajo o mudarte son ciclos y como todo ciclo hay que cerrarlo para poder abrir otro nuevo.

Es como las puertas de seguridad de las joyerías o bancos, si no cierras una no se abre la otra y por ende no puedes entrar al lugar, entonces te quedas atrapado en medio de las dos puertas sin poder avanzar.

¿Cómo cerrar ciclos?.

No confundas cerrar ciclos con evadir el tema o creer que nada ha pasado, eso está muy lejos de lo que en realidad significa cerrar un ciclo adecuadamente.

Te voy a compartir 4 puntos importantes que Vivi y yo usamos cuando de cerrar ciclos se trata.

Identifica

Lo primero que debes hacer es IDENTIFICAR cuándo es momento de cerrar un ciclo, y para esto es necesario poner los pies en la tierra, ser conscientes y hacerse las siguientes preguntas:

  • ¿Me gusta el lugar o con quién estoy?
  • ¿Me hace feliz estar aquí?
  • ¿Me gusta esta versión de mí?
  • ¿Me genera paz y tranquilidad con quien o donde estoy?

Si respondiste a alguna de las anteriores preguntas no, debes empezar a identificar el por qué y buscar alguna solución.

Si respondiste a más de una no, entonces es hora de cerrar el ciclo, así que sigue leyendo.

Acepta

Una de las cosas más difíciles a la hora de cerrar un ciclo, bien sea con tu pareja o tu trabajo, es ACEPTAR que debes hacerlo.

Duele, hiere y lo más normal es que entres en un estado de negación, y que ingenuamente creas que una segunda oportunidad es la mejor solución, pero te avisamos que al final terminarás en el mismo punto donde estás ahora.

Y no se trata de salir corriendo a la primera, no, pero cuando ya lo has dado todo y no hay nada más que dar, entonces solo queda pensar en ti, dar vuelta atrás y continuar.

Así que por tu salud mental, paz y tranquilidad acéptalo, eso te aliviará un montón y sentirás que estás haciendo lo correcto.

Entiende

En este punto debes aplicar a tu lógica y raciocinio más básico para entender todo esto que estás sintiendo porque te anticipamos que cerrar ciclos es sinónimo de tomar decisiones radicales.

Y entender el por qué y para qué lo estás haciendo será la luz que vas a necesitar cuando empieces a dudar de ti.

Sana

Después de todo este doloroso proceso, porque no es fácil, debes hacer dos cosas:

  • PERDONARTE: Es una de las cosas que el ego no permite que lo entendamos, pero debes hacerlo.

Aceptar que tú también te equivocaste y que en parte el ciclo debes cerrarlo porque tú también fallaste, es el principio de un camino hermoso de sanación.

Aunque muchas veces el ego diga lo contrario.

Así que haz una lista de todas esas cosas por las que crees debes perdonarte y perdónate.

Perdonarte es el acto de amor más honesto y sincero que puedes hacer contigo.

  • PERDONAR: Así mismo debes perdonar a las personas que hicieron parte de ese ciclo de tu vida, agradecerles y soltar.

Sé que es más fácil escribirlo que hacerlo, pero cuando empieza el proceso esto solo fluirá naturalmente.

Cerrar ciclos hace parte de esas conversaciones incómodas que tienes que tener.

La maldita zona de confort.

Una de las principales razones por las que las personas no cierran ciclos es porque inconscientemente les da miedo salir de su zona de confort.

Entonces prefieren estar en relaciones que no les suman, sino que, por el contrario, les resta y de paso se van uniendo al club de la infelicidad.

Si quieres que tu vida cambie debes hacer que cambie, y eso solo lo puedes hacer tú, nadie más.

Por eso pienso que cerrar ciclos es una decisión personal que puede terminar salvándote la vida.

Nadie dijo que sería fácil cerrar ciclos, pero es necesario.

Por supuesto cerrar ciclos no es para nada fácil, no es como abrir y cerrar los ojos y hacer de cuenta que no ha pasado nada, es mucho más complejo que eso.

-Aunque los más cobardes creen que cerrar un ciclo es solo ignorarlo y hacer de cuenta que no ha pasado nada-

Confrontarte, llorar, sentir frustración, tristeza, rabia y muchos sentimientos más, hacen parte de ese proceso, pero que al final tiene su recompensa.

Así que no te niegues a cerrar un ciclo por miedo o porque no es fácil, una voz dentro de ti te dice que es algo necesario que en algún momento debes hacer.

Mi pareja me terminó ¿qué hago?, ¿tengo que cerrar ciclos?.

Una de las cosas más habituales es que te fuercen a cerrar un ciclo que no quieres, que no lo esperabas o simplemente que quizás muy dentro de ti sabías que era lo mejor, pero nunca tuviste la valentía de tomar decisiones.

Y por eso tu pareja tomo la decisión y ahora duele más porque no lo hiciste tú.

Cualquiera que sea el caso funciona igual.

Pero no sin antes pasar por una etapa de duelo, que como su nombre lo dice dolerá, pero no te matará.

Aquí te compartimos 12 consejos para superar a tu ex.

Después de esa etapa de duelo, viene el proceso de cerrar ese ciclo, sí, quieras o no debes hacerlo, al final es por tu propio bien.

Así que sube y lee la parte de “¿cómo cerrar ciclos?”.

Rompiendo patrones de comportamiento.

Retomando el título de este artículo, cuando cierras un ciclo silenciosamente rompes patrones de comportamiento que inconscientemente has creado.

Y cuando cierras un ciclo adecuadamente empiezas a aceptar, reconocer, visualizar, entender y sanar un montón de cosas que no sabías que existían.

En ese punto ya no eres la misma persona de antes, y entonces si lo has hecho bien, verás las cosas desde una perspectiva completamente diferente.

Aunque en muchas ocasiones sea difícil cerrar ciclos, debes interiorizar que es algo necesario si quieres continuar tu vida y romper patrones de comportamiento que te hacen daño.

Si no lo haces, estarás en un círculo vicioso dónde seguramente te preguntarás ¿por qué me pasa siempre esto a mí?.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *